Derechos humanos, seguridad y convivencia

FINAL DE SEMESTRE CON LEYES PENDIENTES

13 julio, 2018

La sesión de este jueves 12, la última antes del receso invernal, fue una sesión expeditiva donde el oficialismo aprobó con amplio consenso una ley para disponer el desuso de pilas y otra para reorganizar el circuito de tránsito pesado en la Ciudad.

Este panorama de consensos contrastó con lo que fue durante esa misma semana la labor de las comisiones. Especialmente la de Justicia y Asuntos constitucionales donde el PRO busca avanzar en el tratamiento de los códigos procesal y contravencional. Existe una gran preocupación de organizaciones de derechos humanos, la cultura independiente, cuidacoches, vendedores ambulantes y organizaciones de género por el contenido extremadamente punitivista del proyecto de reforma del código contravencional impulsado por Larreta. Las organizaciones, nucleadas por el Foro Contra la Violencia Institucional de la Ciudad de Buenos Aires habían tenido una reunión la semana anterior con diputados de la oposición para articular estrategias comunes contra la reforma. Finalmente, el pasado martes, la articulación se demostró con una masiva movilización en la calle y la expresión de los y las distintos oradores/as durante la comisión de asesores. Todos coincidieron en destacar que la reforma aumenta extremadamente el nivel de discrecionalidad policial dejando a la mano del maltrato y las coimas a las personas que trabajan en la calle, que en un contexto de crisis como el que estamos viviendo tienden a masificarse, a la vez que mediante las denuncias anónimas y la mayor criminalización de los “ruidos molestos” atentan contra libertades individuales y la persecución de la cultura independiente.

Después del receso se conocerá cuál es el destino de estos dos códigos que recién comienzan a tratarse. Lo cierto es que el oficialismo tiene los votos necesarios para avanzar, menos sabido es, cuál es el costo político que esté dispuesto a pagar para convertir a Buenos Aires en un estado policial.

La segunda parte del año se prevé la sanción de los códigos de planeamiento y edificación que serían acompañados por una ley de plusvalía urbana. A la vez, el código electoral está casi finalizando el cronograma que para su tratamiento había dispuesto la comisión de Asuntos constitucionales. Este proyecto que requiere una mayoría especial, es una presa del acuerdo para la conformación de cambiemos en la Ciudad. Los otros dos grandes proyectos de centralización que están en disputa y a definir en la segunda parte del año son el de la unificación de los 5 hospitales en el Muñiz, y la UNICABA. En este último la movilización estudiantil y docente parece haber complicado seriamente los planes del oficialismo para concretarlo. Otras frustraciones con las que corre el bloque mayoritario es la cautelar que prohíbe el avance del proceso de incineración de basura aprobado recientemente y el aumento del boleto de subte, frenado también por la justicia.