Derechos humanos, seguridad y convivencia

INFORME EXCLUSIVO: PROYECTO DE CÓDIGO CONTRAVENCIONAL DEL OFICIALISMO

14 junio, 2018

Sancionado en 2004, el Código contravencional fue una de las leyes fundantes de la hegemonía del PRO en la Ciudad. Con un oficialismo fragmentado, el entonces espacio opositor conducido por Mauricio Macri logró por primera vez articular un bloque mayoritario para modificar el Código de convivencia urbana al cual consideraba demasiado permisivo, y de esa forma, torcer la voluntad del bloque oficialista para conservar una norma de tinte progresista. Sancionado en 1998, el “Código de convivencia urbana” había reemplazado los edictos policiales y excluido las figuras que tradicionalmente posibilitaron un accionar policial arbitrario, como el desorden, el escándalo en la vía pública, o la vagancia.

La reforma del 2004 no sólo dividió a la política porteña, sino que aglutinó un fuerte polo de resistencia en la calle, que se expresó en masivas y “literalmente” candentes  manifestaciones en la puerta de la Legislatura, que generaron a su vez cortocircuitos entre el Jefe de Gobierno y el Presidente Néstor Kirchner que dispuso un operativo policial sin armas, lo que motivó la salida de Béliz del Gobierno nacional y tuvo consecuencias perdurables en la definición de la política de seguridad del gobierno kirchnerista[i]

Posteriormente, el macrismo fue realizando modificaciones puntuales creando nuevas figuras contravencionales y agravando sanciones. También buscó impulsar proyectos de mayor envergadura (en relación a criminalizar la actividad de los cuidacoches) que no lograron prosperar.

Ahora que goza de una mayoría automática sin precedentes, el oficialismo porteño vuelve a poner en tratamiento un proyecto recargado que avanza en una lógica punitivista sobre cuida-coches, limpia-vidrios, centros culturales y actividades políticas disponiendo el arresto en varias figuras y fortaleciendo la discrecionalidad del accionar policial.

Desarrollamos aquí los principales aspectos del proyecto:

  • Agravamiento de penas: las sanciones previstas en el Código Contravencional fueron concebidas como “penas menos graves” y tienden a evitar las penas privativas de libertad en favor de otros tipos de penas (por ejemplo: pecuniarias). En este sentido, las modificaciones propuestas no sólo agravan las sanciones de multa sino que también incorporan el arresto en varias figuras contravencionales.
  • Modificación Código de Procedimiento: las modificaciones proponen incorporar el concepto de  denuncia anónima y, además, permite a la autoridad preventora llevar adelante la aprehensión con el objetivo de hacer cesar la contravención
  • Incorporación de nuevas tecnologías a diversas figuras contravencionales: las modificaciones incorporan el agravamiento de las sanciones cuando las contravenciones (hostigamiento, acoso y suplantación de la identidad) son llevadas a cabo mediante el uso de cualquier medio digital.
  • Perspectiva de Género: si bien la propuesta de modificación hace hincapié en algunas figuras contravencionales que tienen como principales damnificadas a las mujeres, esta incorporación responde a una lógica punitivista.  SI bien la Ley N° 5.742 de Prevención y Sanción del Acoso Sexual en espacios públicos incorpora al acoso sexual como figura contravencional también prevé campañas de concientización destinadas a visibilizar esta problemática. En este sentido, es importante que el Gobierno de la Ciudad implemente políticas de atención y prevención, en vez de agravar sanciones. Se propone entre otras cosas la incorporación de la pena de arresto en el acoso callejero y agrega una serie de agravantes.
  • Cuida-coches: La modificación propone una interpretación más abarcativa de la contravención entendiendo que la acción comprende tanto a “quienes brindan indicaciones, cuidan vehículos, reservan lugares  o aplican cualquier otro método tanto de forma gratuita, onerosa o a cambio de una retribución voluntaria”. Además, agrava las sanciones de multa e incorpora la posibilidad de aplicar la sanción de arresto de 1 a 5 días.

En el caso de que la actividad sea llevada a cabo en las inmediaciones a espectáculos masivos, la sanción se elevará considerablemente previendo la posible aplicación de trabajo de utilidad pública, multa o días de arresto.

Por último propone agravantes elevando las sanciones al doble en los casos en que las mismas se comentan con el concurso de 2 o más personas, exista previa organización y la conducta este basada en la desigualdad de género o la víctima sea mayor de 70 años o tenga alguna discapacidad.

  • Limpia vidrios: La modificación propone la incorporación de “la limpieza de vidrios de cualquier tipo de automotor en la vía pública” como figura contravencional y aplica los agravantes bajo las mismas causales que en caso de los trapitos.
  • Fijar carteles o afiches: Actualmente, la fijación de carteles, afiches y volantes en la vía pública en lugares no habilitados se encuentra sancionada en el Código de Faltas con multa. Esta modificación propone incorporarlo como una figura contravencional y agravar las sanciones.

Además, en los casos que existiera organización previa la sanción se eleva de 5 a 10 días de arresto y en los casos donde los carteles, afiches o volantes tengan por objeto la oferta sexual  la sanción se eleva de 5 a 30 días y se impone clausura.

En este sentido, es importante resaltar que, esta figura contravencional otorga mayor discrecionalidad y habilita la persecución tanto de trabajadoras sexuales como de organizaciones políticas, sociales o culturales.

Por último, en el caso de que los afiches contengan información sobre un evento podría acarrear clausura.

  • Ruidos Molestos: La modificación propone la incorporación de sanción accesoria de clausura para los casos en que los ruidos molestos se realicen por una persona de existencia ideal por lo que los centros culturales o locales partidarios quedarían comprendidos.

También agrega un agravante a este tipo contravencional  donde se incluye la figura de “los ruidos molestos provenientes de la vía pública”. En estos casos, se considera a la acción como pública por lo que la actuación del órgano prevencional no dependerá de que previamente el afectado le autorice a hacerlo. A su vez, incorpora la posibilidad de aplicar la sanción de arresto de 1 a 5 días además de trabajo de utilidad pública y multa.

Cabe resaltar que la interpretación que hace el Código Contravencional de la Ciudad sobre los ruidos molestos es mucho más amplia que la que determina el Código Civil y el Régimen de Faltas. En este sentido, “la normal tolerancia” requiere un juicio de valor por parte del magistrado y depende de cada situación en particular.

  • Actualización Unidades Fijas: los valores de las multas que se encuentran establecidos en el Código Contravencional están establecidos en pesos. La modificación propuesta propone que los valores de las multas sean actualizados de acuerdo al Coeficiente de Estabilización de Referencia y convertidos en Unidades Fijas. La modificación permitirá la actualización automática de las multas.

Además, incorpora la prohibición de cumplimiento en suspenso de la sanción, por lo que las sanciones deberán ser de cumplimiento efectivo. De esta manera, se ven perjudicados los centros culturales y los teatros independientes.

[i] Mauro, Natanson, 2006. Ciudadanía y sociedad civil en la ciudad de Buenos Aires “El espacio público, entre la audiencia y el estallido”.