Gobierno y Participación

LEGISLATURA EXPRESS

17 mayo, 2018

La 10° sesión del año se caracterizó por su inusual brevedad. En 30 minutos, con un temario muy acotado, se dió sanción a un proyecto de Ley (desafectación de un un sector operativo de las líneas del Belgrano Sur, vinculado a las obras para la construcción del RER -Red de Expresos Regionales-) que requería segunda lectura. Además, se dieron cursos a distintos pedidos de informes despachados en sus respectivas comisiones, sobre diversos temas como: el Centro de Atención Integral para la Niñez y Adolescencia; el cumplimiento de la Ley 5.924 (enfoque de género en la elaboración de estadísticas); la situación de residentes de hospitales públicos; el CESAC N° 7; el Polo Educativo de la Villa 31.

En una Ciudad que, según estadísticas del propio Gobierno, la inflación de Abril fue más alta que la del conjunto de las provincias y donde en pocos días impactará un nuevo tarifazo en el Subte, la agenda propuesta por el oficialismo para la Legislatura Porteña se separa cada vez más de las necesidades concretas de los habitantes.

Cabe destacar que desde que inició el año legislativo, el bloque Vamos Juntos impuso su mayoría automática para sancionar 27 leyes, de las cuales 21 pertenecen al oficialismo. El debate y la construcción de consensos, no parecen ser hasta ahora características del Parlamento Porteño, desde que el macrismo no requiere de votos externos para avanzar con sus propuestas.

Asimismo, un análisis de las leyes sancionadas refleja más bien el compromiso por generar negocios a las grandes empresas, que soluciones al conjunto de las y los porteños. Entre los que se destacan: la modificación a la Ley de Basura Cero (regresando al modelo de quema de basura); la creación del Distrito Joven (asegurando concesiones y el negocio de los empresarios de la noche y restaurantes como Rodizio, Happening, etc); la reducción de IIBB en Servicios públicos (a pedido del Poder Ejecutivo Nacional).

Tal como se puede analizar en el transcurso de las sesiones, el oficialismo utiliza el dominio que tienen en la Legislatura Porteña a partir de su mayoría automática, para convertir el palacio legislativo en una escribanía del Jefe de Gobierno (cuando no del Presidente), con capacidad de evadir los grandes temas y la construcción de una agenda de políticas públicas vinculadas a resolver los problemas de las/los porteñas/os y así tratar los grandes negocios que afectan al macrismo.