Gobierno y Participación

CON EL TARIFAZO FUERA DE AGENDA, EL PRO AVANZÓ CON DISTRITO JOVEN

26 abril, 2018

En una jornada de doble sesión, la Legislatura Porteña continúa con la agenda de negocios del Poder Ejecutivo y sin tratar los asuntos de fondo que comprometen a la gran mayoría de las y los porteños.

Este jueves 26 de abril los bloques opositores convocaron a una sesión especial con el fin de poner en tratamiento todos los proyectos referentes al aumento de tarifas de los servicios públicos en la Ciudad. Cabe resaltar, que las iniciativas legislativas que tenían como eje central esta temática fueron sistemáticamente ignoradas por el bloque oficialista.

Las sesiones especiales requieren de la presencia de la mayoría absoluta de los/as legisladores/as para que se habilite el tratamiento de los proyectos. Por lo que la presencia de los/as integrantes de Unidad Ciudadana, Bloque Peronista, FIT, PTS, Autodeterminación y Libertad, GEN y Suma + no fue suficiente. De esta manera, el bloque Vamos Juntos volvió a hacer uso de su mayoría automática negándole a la oposición el debate sobre el aumento de tarifas.

La sesión ordinaria comenzó pasadas las 12 del mediodía, con un temario que incluyó 23 pedidos sobre tablas (16 del bloque oficialista). Esta dinámica que ha adoptado el bloque oficialista ya es una costumbre: ignoran la instancia de debate en comisión pidiendo mociones de preferencia en el recinto, aplicándose esta regla sólo hacia los bloques opositores.

El primer tema abordado en la sesión ordinaria fue las mociones de tratamiento preferencial para la próxima sesión. Uno de los temas más controvertidos que será debatido en el recinto es la  modificación a la Ley de Basura Cero. Esta iniciativa del Ejecutivo Porteño que tuvo despacho este martes en comisión, despertó el rechazo de organizaciones ambientalistas, de salud y de las cooperativas de cartoneros.

Otro de los temas que abarcó gran parte de la sesión fue la votación en segunda lectura de la creación del “Distrito Joven”. Si bien el proyecto había suscitado la denuncia de gran parte de la oposición, el oficialismo consiguió alcanzar los 40 votos necesarios para su sanción. Esta iniciativa no sólo da el visto bueno a una serie de irregularidades en los predios de la costanera sino que consagra los negocios de los empresarios de la noche en nombre de la juventud (ver informe “La juventud como negocio”).

El parlamento porteño continúa, por imposición de la mayoría oficialista, escindido de discutir los grandes temas que aquejan a la ciudadanía y es utilizado como una plataforma para legitimar los negocios de la fuerza gobernante.