Ambiente

LA JUVENTUD COMO NEGOCIO

26 abril, 2018

Este jueves se sancionó en la Legislatura Porteña la creación del “Distrito Joven”. El proyecto no sólo fue objeto de varias críticas por parte de los bloques opositores y organizaciones sociales sino que contó con varios reveces.

La iniciativa del Poder Ejecutivo tuvo su primer traspié en el año 2016 cuando el bloque oficialista no logró juntar los votos necesarios para avanzar en su sanción. El Proyecto -que ya había sido votado en 1era. lectura- incorporaba el predio de Costa Salguero y Punta Carrasco como parte de  este nuevo distrito permitiéndoles regularizar su situación.

Ese mismo año,  cinco jóvenes fallecieron durante la fiesta electrónica “Time Warp”, celebrada en el predio de Costa Salguero de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Este dramático hecho dejó al desnudo no sólo las groseras falencias en materia de control por parte del poder ejecutivo porteño, sino también la trama oculta de irregularidades que atraviesa el sistema de concesiones de la Ciudad. En efecto, a partir de entonces se supo que la empresa concesionaria de Costa Salguero, Telemetrix, abona al fisco porteño un canon absolutamente irrisorio y, en simultáneo, subconcesiona el predio a más de 20 empresas, recaudando por ello sumas exorbitantes.

Tanto la zonificación de los predios como la normativa vigente impedía el emplazamiento de bares y restaurantes en la costanera. Esta situación no impidió que operasen durante años a través de permisos precarios o con concesiones vencidas y abonando cánones muy bajos.

El Proyecto fue representado a fines del año 2017 y obtuvo sanción inicial ese mismo año en sesión extraordinaria. En esa misma sesión se voto la creación del Centro Joven para la Promoción de la Música de la Ciudad, una iniciativa impulsada por Roy Cortina.

Esta nueva versión proponía agregar una superficie mayor a la del proyecto inicial, incorporando a la Reserva Ecológica, al Parque de la Memoria, Punta Carrasco y Costanera Norte. A raíz de las objeciones que tuvo el Proyecto por parte de la Universidad de Buenos Aires se retiraron los terrenos sobre los que esta tiene la titularidad.

En el predio se encuentran concesiones como Pacha, Rosebar, Tequila, Gardiner, Rodizio, entre otros. Si bien, durante los dos últimos años, el Gobierno de la Ciudad dictó distintos actos administrativos intentando subsanar la situación de las concesiones  vencidas, muchas aún operan de manera irregular. Además, tanto Punta Carrasco como Costa Salguero presentan graves problemas: por un lado, el vencimiento de la privatización de Punta Carrasco en noviembre de 2016 y las ilegalidades de la concesión de Costa Salguero que vence en el 2018.

Otro de los problemas que presenta el proyecto es que la nueva zonificación prevé una variedad tan amplia de usos que le permitiría a todos los espacios que, actualmente, se encuentran concesionados no sólo regularizar su situación sino llevar adelante casi cualquier actividad.

También el nuevo texto permite el aumento de la superficie de relleno sobre la Costanera por lo que los terrenos a concesionarse podrían aumentar significativamente.

La creación del Distrito Joven viene a legalizar un negocio que ocurre hace años a espaldas de los/as porteños/as permitiéndole al Poder Ejecutivo llevar adelante los nuevos procesos licitatorios que le permitan asegurarle un negocio redondo a los privados.