Gobierno y Participación

SESIÓN 19/4 – LA ESCRIBANÍA AMORDAZADA

19 abril, 2018

La sesión de este jueves 19 de abril en la Legislatura Porteña estaba encaminada a ser una sesión prácticamente sin debate en ninguno de los temas, ya que como habíamos mencionado anteriormente, la única modalidad de intervención que se habilitaba en el recinto a los y las legisladores/as de la oposición era a través de la insistencia de las tablas rechazadas. Esta dinámica se vio anulada en esta oportunidad, ya que el Bloque Oficialista optó por permitir el tratamiento de las mociones para votarlas de manera negativa en el recinto. Frente a esta situación, los/as legisladores/as de la oposición plantearon su preocupación hacia la falta de predisposición del bloque oficialista para permitir que los bloques opositores puedan expresarse. Del total de los 21 proyectos sancionados, 16 pertenecían al bloque oficialista mientras que tan sólo 5 correspondían a los bloques opositores.

En sintonía con lo sucedido en el Congreso de la Nación, el bloque Vamos Juntos congeló una serie de proyectos que ponían en discusión medidas para legislar en materia de tarifas, en un contexto de reclamos ciudadanos y caída en la capacidad de pago de los principales servicios públicos. Frente a esta situación, los/as legisladores/as de la oposición reclamaron que se lleve adelante una sesión especial con el fin de poner en tratamiento todos los proyectos referentes a la suba de tarifas en la Ciudad. La nota dirigida al presidente de la Cámara completaba el requerimiento de las 20 firmas necesarias para ser presentada. Ahora la tarea consistirá en garantizar el quórum y luego el debate de los proyectos que requerirían de los dos tercios de los votos para su aprobación.

Por su parte, el Ejecutivo logró que prosperaran dos de sus iniciativas: la supresión del Ministerio de Modernización, Innovación y Tecnología y la ratificación de la suspensión de los permisos de obra para edificios de perímetro libre en la Ciudad. De esta manera, Horacio Rodríguez Larreta logró ratificar una resolución que tiene por objeto la inaplicabilidad de una ley vigente, fundada en la suposición de que el nuevo Código Urbanístico (impulsado por el PRO), será sancionado con el mismo articulado con el que ingresó a la Legislatura. Cabe recordar, que el debate en Comisión del Código Urbanístico comenzó hace tan solo una semana y todavía no se ha presentado un cronograma de trabajo al respecto.