Gobierno y Participación

Larreta elige

25 abril, 2017

En un año electoral el Gobierno de Larreta lanza una campaña publicitaria descomunal con el fin de instalar un proyecto que definen como “una evolución de la participación ciudadana, para que a través de diferentes etapas, entre todos propongamos y elijamos ideas que ayuden a mejorar los barrios, las comunas y la Ciudad de Buenos Aires.”

ba eligeBaElige es el nombre que lleva esta ambiciosa idea del Jefe de Gobierno porteño, que con un supuesto presupuesto de 500 millones intenta reemplazar el Presupuesto Participativo Comunal, una histórica demanda de los vecinos y vecinas de la Ciudad de Buenos Aires plasmado en la Ley 1.777 y en la Constitución de la Ciudad Autónoma.

Varios son los puntos que esconde, distorsiona y contradice este proyecto, que requieren de un exhaustivo análisis y repaso por los antecedentes históricos de la participación ciudadana en la CABA.

De la participación ciudadana a la manipulación de demandas

La participación ciudadana es un concepto crucial para comprender la idea de democracia participativa establecido en el artículo 1° de la Constitución de la Ciudad. Esta no se da de cualquier forma sino a través de diversas instituciones. La Constitución Comentada de la Editorial JusBaires que pertenece al Poder Judicial de la Ciudad aclara: “El sistema de comunas se integra junto a los ya mencionados institutos (audiencia pública y el presupuesto participativo) que dan contenido a la idea de democracia participativa, bajo la cual se encuentran organizadas las instituciones de la Ciudad y en donde el ciudadano es el verdadero sujeto de decisiones y derechos.”

Tanto la Constitución de la Ciudad como la Ley 1.777 (Ley orgánica de Comunas – LOC – votada por la Legislatura Porteña en el año 2005), definen a los Consejos Consultivos como órganos a través de los cuales la ciudadanía organiza su participación a nivel comunal, canaliza sus demandas y define prioridades presupuestarias y de obras y servicios públicos. Estos como las Comunas con sus respectivos órganos de gobierno (las Juntas Comunales) fueron los pilares fundamentales del sistema de descentralización de la Ciudad que busca acerca el gobierno a los problemas de los barrios.

Larreta plantea en el Ba Elige “una evolución de la participación ciudadana” y para ello desconoce y viola las normas antes citadas. Creando una plataforma web desde el gobierno central (sin participación de las comunas) en la cual cada usuario puede cargar infinidad de propuestas y comentar las otras con el único requisito de facilitar un correo electrónico, la “evolución” pasaría a ser participación virtual e impersonal. La única interacción entre la ciudadanía se da a través de la posibilidad de comentar las propuestas existentes, mediadas por la figura de moderadores.

larreta eligeEsta figura que aparece sin más detalles que ese rótulo, “moderador #”, puede verse en distintas intervenciones borrando incluso comentarios de otros usuarios. Una participación mediada por figuras anónimas que dista mucho de lo que establece la Constitución y la Ley.

Hasta ahora, lo que ofrece BA Elige es una colección de propuestas web realizadas por identidades dudosas, comentadas por identidades dudosas e intervenidas por moderadores anónimos en nombre del mismo BA Elige. Todo esto sin dar siquiera aviso a los Consejos Consultivos y las Juntas Comunales, menos aun haciéndolos parte.

Larreta “Elige” nada para la descentralización, todo al marketing de la “evolución participativa”

Llama la atención el enorme aparato de publicidad al que fue sometido esta nueva propuesta del Gobierno de la Ciudad. BA Elige se encuentra en inmensos afiches callejeros; mesas de difusión con material gráfico en las concurridas esquinas porteñas; spots publicitarios en las radios, los prime-time televisivos y hasta en las pantallas del subte; en promociones en Facebook, Twitter y cada portal de noticias virtual se abre una pestaña a la página del programa.

Basta tomarse unos instantes para pensar, que sería de los espacios de participación ciudadana establecidos por Ley, y aquí nos referimos específicamente a los Consejos Consultivos, si se les hubiese destinado apenas una porción de toda la publicidad que asignaron al BA Elige. A partir de la gestión del Pro, la publicidad que se les da a las Comunas, como a sus Juntas Comunales (órgano de gobierno) y a los Consejos Consultivos por parte del Poder Ejecutivo es casi nula, lo que genera un enorme desconocimiento de la Ciudadanía respecto a los organismos descentralizados y acerca de sus derechos de participación en sus barrios.

Por ahora, puro marketing PRO

Esta enorme campaña por todos los medios es lo único concreto del BA Elige. Si bien en él se hablan de una asignación futura de 500 millones distribuidos entre las 15 comunas, hasta ahora eso es sólo palabra. No hay un solo documento público que, de cuenta de la futura transferencia de esos recursos, como tampoco aparece en el presupuesto ya que correspondería al del ejercicio 2018.

Cabe destacar que tal como venimos viendo, la sistemática violación de la Ley 1.777 puede verse una vez más en el mecanismo de distribución de recursos a las comunas. La misma debería darse a través de la confección de una matriz presupuestaria (ART 17 de la Ley) y como después de doce años de sancionada la ley la misma no fue elaborada (tal como responde el Poder Ejecutivo en el Pedido de Informes solicitado por la Legislatura Porteña – Resolución 155/2016) se elige una fórmula arbitraria para repartición.

Ruidos internos

Como corolario, para entender la orientación de la política de descentralización del PRO en la Ciudad y específicamente en este proyecto puesto en marcha por el Gobierno central en sólo dos meses que cuenta con todas las características descriptas, puede leerse el rechazo a BA Elige realizado por la totalidad de los miembros de la Junta Comunal N° 6, incluidos los integrantes del PRO. A través de la Resolución Comunal N° 8208972 por unanimidad los miembros del gobierno comunal expresaron: “Desde la Junta Comunal 6 vemos con preocupación y rechazamos la implementación del programa BA Elige desplegado en nuestro barrio en el transcurso del mes de marzo. Atento a que el rol y una de nuestras competencias como miembros de la Junta Comunal es ante todo respetar y hacer respetar la Constitución de la Ciudad de Buenos Aires y sus leyes, en particular la Nº 1777 que instituye la descentralización y participación en un gobierno local y de cercanía”.

Es decir, de avanzar BA Elige, la efectiva violación tanto de la Constitución como de la LOC sería un nuevo precedente del gobierno que más habló de descentralización y menos hizo. Pero como estamos en los meses previos al período electoral resta ver cuánto hay de marketing y cuánto de realidad.