Desarrollo

¿En qué gasta su presupuesto el Gobierno de la Ciudad?

10 mayo, 2016

La Ciudad de Buenos Aires es el segundo distrito con más presupuesto del país después de la provincia de Buenos Aires: tiene para destinar anualmente alrededor de $39.000 por habitante. Por ello, es importante conocer cómo gasta nuestro dinero el Gobierno de la Ciudad.

Cada año, en la Legislatura porteña se vota el presupuesto para destinar a cada una de las áreas de gobierno. Al finalizar el año, es posible determinar si el presupuesto votado fue ejecutado según lo aprobado o si hubo modificaciones, falta o exceso de ejecución en cada área. Este análisis suele ser extremadamente útil para tener un claro panorama sobre las prioridades y preferencias del gobierno de la Ciudad a la hora de gastar el dinero que recauda de todos los porteños.

A partir de un informe elaborado con datos del Ministerio de Hacienda de la Ciudad de Buenos Aires, se pueden observar algunos puntos significativos de la ejecución presupuestaria del año 2015 del Gobierno de la Ciudad.

Una de las primeras cosas que destaca es la ejecución del presupuesto destinado a la Secretaría de Comunicación Social, área encargada de publicidad y propaganda oficial. Esta secretaría no sólo duplicó su presupuesto entre 2014 y 2015, sino que en 2015 además fue sobre ejecutado en un 7%. Es decir, se gastó más dinero del que se le había asignado: algo más de 814 millones de pesos.

IMG_9405aSin embargo, dentro del área de Jefatura de Gabinete, de la cual depende la Secretaría de Comunicación, hay otros programas cuyo presupuesto ha sido fuertemente subejecutado. Es el caso de “Servicios de emergencia y programas transversales”, “Promoción y protección de los derechos de niños y niñas” y “Promoción y capacitación en derechos de niños, niñas y adolescentes” que tuvieron una ejecución del  19%, 18% y 9%, respectivamente.

En el presupuesto del Ministerio de Justicia y Seguridad también surgen datos llamativos, sobre todo si se tiene en cuenta la importancia que el actual gobierno de la Ciudad le dio durante la campaña electoral de 2015 al tema de la seguridad. La ejecución del programa “Formación en Seguridad”, que comprende la formación y capacitación de aspirantes y de oficiales de la Policía Metropolitana a través de las diferentes tecnicaturas, cursos y talleres, fue de sólo del 2% del presupuesto asignado.

En materia de salud, también aparecen varias áreas con subejecución presupuestaria. Entre ellas, cabe destacar que el programa “Instituto Autárquico del Transplante”, que posee un presupuesto sancionado de $ 9.850.081, sólo ejecutó menos de la mitad del monto original. También salta a la vista la fuerte reducción presupuestaria del programa “Atención de Salud Mental” que pasó de un presupuesto de 1,2 millones de pesos a tan sólo 120 mil.

En el año 2015, sin embargo, son los programas de vivienda los que detentan una preocupante subejecución: el programa “Hotelados”, cuyo propósito es dar soluciones habitacionales definitivas a la población alojada en hoteles de la Ciudad y alcanzar soluciones habitacionales de carácter más estable asistiendo a familias en situación de calle, tuvo una ejecución del tan sólo el 13%: de los 6 millones de pesos de presupuesto vigente, se ejecutaron solamente 800.000.

También se destaca lo sucedido con el programa “Reintegración, Integración y Transformación en Villas”. Este programa tiene como propósito la integración física y social de las villas a los demás barrios de la Ciudad y el mejoramiento de la calidad de vida de sus habitantes. Su presupuesto vigente era de $ 3.015.000 y su ejecución fue absolutamente nula.

Otro caso llamativo es el de los programas “Mejor Vivir” y “Créditos 1ra Vivienda”. Ambos consisten en el otorgamiento de créditos a familias propietarias de inmuebles de vivienda única con carencias edilicias en el primer caso, y en el otorgamiento de créditos hipotecarios para la adquisición de vivienda única, familiar, y de ocupación permanente en el segundo caso. Estos programas son de suma importancia dado el marcado déficit habitacional que presenta  la Ciudad. Sin embargo, durante el año 2015, contaron con una ejecución presupuestaria de tan solo el 25% y 11% respectivamente. En el caso de “Créditos 1ra Vivienda”, de más de 23 millones de pesos asignados al programa, se ejecutaron poco más de 2,3 millones. Estos datos contrastan fuertemente con la cantidad de propaganda oficial que empapeló subtes y vía pública promocionando estos programas cuando fueron lanzados. Sin embargo, este contraste no carece de lógica si volvemos al principio de esta nota a mirar el enorme presupuesto gastado por la Secretaría de Comunicación.