Desarrollo

Devolución del IVA: ¿Cuáles son las diferencias desde el FPV?

9 mayo, 2016

Es inminente el tratamiento en la Cámara de Diputados del proyecto del gobierno nacional que propone el reintegro de una proporción del IVA contenido en el precio de los bienes de primera necesidad para las personas de menores ingresos a través del uso de la tarjeta de débito. No obstante, desde el Frente para la Victoria existen fuertes críticas al proyecto que llevaron a la elaboración de un dictamen paralelo. La comisión de economía de Nuevo Encuentro nos cuenta aquí las principales diferencias.


En términos generales si bien se coincide en la necesidad de otorgar un beneficio a los sectores de menores ingresos en el marco del ajuste macroeconómico, el método de aplicación de la devolución del IVA es cuestionable desde varios puntos de vista.

Planteando el uso de la tarjeta de débito como mecanismo obligado de pago  para el acceso al beneficio, la iniciativa se coloca en un híbrido entre una política de incentivo al blanqueo y la voluntad de otorgar un beneficio a los sectores más vulnerables.

La utilización por parte de los potenciales beneficiarios de las tarjetas de débito como medio de pago es baja o nula. Asimismo es poco frecuente la existencia de la tecnología en los negocios donde compran los sectores de bajos ingresos. La cercanía y el fiado priman a la hora de elegir dónde comprar.

ALMACEN
A su vez, la obligatoriedad de los comerciantes de utilizar los sistemas electrónicos mencionados, implicaría una mayor registración de la actividad comercial lo cual resulta un beneficio para la recaudación de impuestos y el blanqueo de la economía pero puede también provocar fuertes problemas en dichos comercios en caso de que no existan otras políticas que los ayuden. Las dificultades que pueda conllevar la aplicación de la tecnología en estos comercios puede generar una concentración de las ventas en los grandes supermercados.

El proyecto del Ejecutivo obliga a los comercios minoristas a incorporar la tecnología necesaria para aceptar esos medios de pago y se prevén multas en caso de que no los utilicen. En este sentido, compromete al Poder Ejecutivo a generar las condiciones sociales para que los comerciantes no asuman como un costo la incorporación del sistema. El mecanismo a través del cual se le costearía la implementación sería mediante el crédito fiscal, es decir que se impondría un IVA a favor relacionado con el costo de implantación del sistema de Post Net y costos de comisión por compra y servicio telefónico o de internet. El dictamen de monoría en cambio propone la entrega gratuita de los aparatos por parte del Estado Nacional y un fuerte subsidio por el costo del mantenimiento.

Con respecto a los beneficiarios, se destaca la exclusión de los monotributistas sociales, beneficiarios del PROGRESAR, empleados de casas particulares, Asignación Universal por deporte y trabajadores que cobran el Salario Mínimo, Vital y Móvil.

La devolución de IVA se efectuará mediante la utilización de tarjeta de débito y de acuerdo a los gastos totales efectuados con el mismo sistema de pagos. El mínimo a devolver se establece en un 15% sobre el total consumido y el máximo en $300.Este tope de beneficio queda a  criterio del Poder Ejecutivo y desde 2017 su actualización dependerá del valor en que se estime la canasta básica de alimentos y se llevará a cabo dos veces por año en julio y enero.

En el caso de los jubilados, dada la dificultad que tienen algunos para hacer compras mediante tarjetas, se otorgará por cada una de las dos primeras transacciones con tarjeta de débito una acreditación de $ 150 el primer mes, $ 75 tercero y cuarto mes por cada una de las cuatro primeras transacciones realizadas y $ 50 por cada una de las primeras seis transacciones

Por último, es de destacar que el costo fiscal de la medida sería pagado por las provincias dado que el IVA es un impuesto coparticipable. Esto resulta poco oportuno en el marco de la crisis fiscal que afrontan muchas de ellas.

Por todo lo mencionado, el FPV presentó un dictamen de minoría planteando directamente la necesidad de realizar una transferencia directa a los sectores vulnerables, puesto que la implementación del sistema que plantea el oficialismo, puede no cumplir el objetivo social planteado.