Gobierno y Participación

Falsas promesas: los compromisos de gestión de Larreta

18 marzo, 2016

El Jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, lanzó recientemente sus principales compromisos de gestión para los próximos cuatro años que luego fueron presentados frente a la asamblea legislativa.. Sus promesas no sólo desconocen y contrastan con las importantes falencias de las gestiones macristas desde fines de 2007, sino que también dan cuenta del modelo de Ciudad excluyente que han construido y pretenden seguir construyendo. Aquí compartimos un análisis de las 8 principales lineas de acción planteadas.

  1. En materia de educación, prometió inaugurar 30 nuevas escuelas con sala de 3 años y que 3.000 nuevos alumnos terminarán la secundaria.

Sin embargo, entre 2008 y 2015, durante los ocho años de gestión del PRO, la ampliación del acceso a la educación y la mejora de la calidad no parecieron ser objetivos prioritarios.

En primer lugar, la participación del presupuesto educativo en el total registró una disminución entre 2008 y 2016, desde el 26,25% al 22,75%. En particular, el presupuesto destinado a infraestructura escolar tuvo durante algunos años niveles de ejecución preocupantemente bajos, como en 2010 cuando se ejecutó sólo el 40%. Por otra parte, a pesar de las continuas promesas, en estos últimos ocho años se inauguraron solamente 13 escuelas nuevas (es decir, construidas durante la gestión, con fondos propios y fondos nacionales).

Asimismo, el modo en el que prometen mejorar la terminalidad educativa se basa en el fortalecimiento del programa “Aprender Trabajando”, que no cuenta con presupuesto propio y responde al modelo de transferencia de responsabilidades del Estado a los privados y, sobre todo, a organizaciones no gubernamentales.

El Gobierno de la Ciudad cuenta con diferentes programas que persiguen una articulación entre educación y trabajo, aunque se presentan sumamente desarticulados entre sí, y a lo largo de estos años de gestión han sido insuficientes en su alcance. Por ejemplo, a través del programa “Estudiar es Trabajar” se transfieren subsidios destinados a personas de entre 18 a 39 años (cuya contraprestación es asistir a un establecimiento de educación formal), pero las transferencias de este programa fueron disminuyendo, así como su alcance: en la actualidad el monto otorgado es de sólo $530.

 

  1. Los compromisos en materia de vivienda brillan por su ausencia, en clara concordancia con la desatención a la que fue sometida esta área durante los ocho años de gestión PRO. La única promesa esbozada por el Jefe de Gobierno es destinar a 6.000 vecinos del sur de la Ciudad las viviendas que se construirán en la Villa Olímpica.

R.-Larreta-Compromisos-de-GobiernoEste objetivo es absolutamente insuficiente, en cuanto 500.000 personas atraviesan una situación de déficit habitacional en la Ciudad, de las cuales 250.000 viven en villas y asentamientos, y 100.000 en piezas de inquilinatos y pensiones.

La Villa Olímpica se emplazará en la comuna 8, donde el 69% de la población vive en condiciones precarias: de las 191.351 personas, el 37% vive en villas (70.799 personas) y el 31,7%, en los grandes complejos habitacionales (60.704 personas).

 

  1. En materia de salud, prometieron que todos los vecinos de la Ciudad podrán contar con un centro de salud a menos de quince minutos de su casa.

Sin embargo, durante los ocho años de gestión del PRO se ha seguido una política de vaciamiento de los Centros de Atención Primaria de la Salud. En efecto, entre 2008 y 2014 la cantidad de consultas se redujo en un 25%. A su vez, la cantidad de usuarios del sistema público de salud cayó del 18,7% en 2007 a 17,8% en 2014.

 

  1. Respecto de la situación del transporte público, de nuevo la única solución del PRO parece ser a través del transporte de superficie, en lugar de ampliar la red de subte. En este sentido, Larreta acaba de prometer ocho nuevos corredores de Metrobus.

A pesar de que desde el año 2001 se encuentra vigente una ley que proyecta una ampliación del tendido de la red de subte de de 26,7km (extensión de la Línea E y de la Linea H, construcción de las líneas F -Constitución/Plaza Italia, Línea G – Retiro/Cid Campeador, I – Emilio Mitre/Plaza Italia), durante la gestión del Pro se ha construido menos de un 1km por año. Para estos próximos cuatro años, la única promesa es ampliar la frecuencia de los vagones y garantizar el servicio de wiifii..

 

  1. En materia higiene urbana, una vez más el macrismo promete duplicar el reciclado de basura.

Sin embargo, a 2015 sólo se cumplió con el 15% de lo previsto en la Ley de Basura Cero, en la cual se estipulaba disminuir en un 30% la cantidad de basura para el año 2010, en un 50% para el 2012 y en un 75% para el 2016.

A su vez, en 2015, se aprobó un endeudamiento de 180 millones en año pasado, para la construcción de dos plantas de MBT (Que es esto?) que apenas recuperan entre un 5 y un 10 por ciento de los residuos que procesa.

 

  1. Larreta prometió fomentar la participación de los vecinos en la definición de 200 obras para la Ciudad.

El desconocimiento de las comunas como espacio de participación vecinal es repetido una vez más por el PRO. Desde fines de 2007, cuando asumió Macri el ejecutivo porteño, no ha asignado presupuesto específico a las comunas ni ha arbitrado mecanismos para dotarlas de capacidad de gestión que permitan descentralizar ciertas funciones del Gobierno de la Ciudad. De esta forma, el derecho de los porteños a plantear las prioridades de obras en sus barrios se desdibuja en una participación difusa y tecnocrática.

 

  1. En materia de seguridad, la única promesa es destinar 500 policías más a la calle.

En el marco de la transferencia de la Policía Federal a la Ciudad de Buenos Aires, y de la aprobación a nivel nacional del protocolo que regula las protestas sociales, resulta al menos preocupante que este sea el único compromiso para abordar esta problemática.

La Policía Metropolitana se ha caracterizado desde su creación por intervenir de modo represivo en distintos conflictos, y la nueva orientación a nivel nacional parece seguir este mismo paradigma, tal como lo demuestran las recientes actuaciones de las fuerzas de seguridad. En ese contexto, debería ser prioritario para la nueva gestión del gobierno porteño propiciar un accionar policial guiado por la protección de los derechos humanos que garantice la seguridad de los vecinos desde un punto de vista comunitario.

 

  1. En materia de inclusión de adultos mayores, el único compromiso asumido por Larreta es su inclusión en el mundo digital.

Este anuncio no aborda los principales problemas estructurales de esta población, que se encuentra en especial situación de vulnerabilidad.

A contramano del paradigma actual, en la Ciudad de Buenos Aires prima la política de institucionalización. Para el ingreso al Programa de Cuidadores Gerontológicos hay un año de espera y los servicios son sólo dos veces por semana. A su vez, de los 5 hogares propios con los que cuenta la Ciudad, sólo dos de ellos están ubicados en la CABA. Las inspecciones y diferentes  auditorías  que se realizaron sobre los mismos, detectaron serias deficiencias en cuanto a la  seguridad e higiene, el  servicio alimentario y la cantidad y adecuación de los recursos humanos. Además, el 50% de los geriátricos privados de la Ciudad están categorizados con riesgo sanitario medio-alto.

 

Como pudimos observar en este repaso, los compromisos de gestión anunciados Larreta no sólo están cargados de contradicciones respecto a la gestión del PRO en los mandatos anteriores, sino que avasallan las expectativas de los porteños de vivir en una Ciudad inclusiva, social y territorialmente integrada con servicios públicos de calidad en todas sus etapas y un estado que atienda, priorice y garantice la solución a los problemas más urgentes.